omitir anuncio

todos éramos felices el año pasado

Tecleando Espero

Suscribite por email a mi boletín irregular de noticias, lecturas, enlaces, ocurrencias y demás maravillas. Es (bueno, va a ser) una buena forma de estar al tanto sin tener que andar visitando el blog.

¿”Maravillas”? ¿En serio?

Con “maravillas” me refiero a que te voy a contar de cosas maravillosas que hace otra gente. Me la creo pero no tanto.

Pero ¿qué gano yo con esto, Lalaurette? 

Bueno, si lo ponemos en esos términos… acá la idea es que ganemos todos. 😉 El boletín es (bueno, va a ser) un espacio donde podés encontrar, juntas, muchas cosas que publico en forma desperdigada entre el blog, Twitter, Facebook, revistas digitales y demás ámbitos cibernéticos. Es más cómodo leerme así, me parece.

¿Eso solo? Pfffft.

Bueno, no. Lo que resumí en un tuit o un estado breve en FB puede ser ampliado en el boletín y enriquecerse con el resultado de los comentarios y conversaciones que se hayan dado a partir de ellos en esos otros ámbitos. Además, el boletín incluye (o va a incluir) material exclusivo (¡faaaa!) que no está en ninguno de esos otros lugares. También iré recuperando y reelaborando textos e ideas del pasado.

Pero ¿por qué?

Porque sí, y se acabó.

No, en serio.

Bueno, está bien. Porque me interesa recuperar el sentido de la comunicación por email. Un post en Facebook lo leés en su momento pero andá a encontrarlo después si querías recordar algo que se dijo en él. Un tuit, peor. Los blogs hay que acordarse de visitarlos (algunos seguimos usando RSS, pero lamentablemente ya somos una escasa minoría). El email es todavía un lugar donde podemos encontrarnos serenamente al margen del frenesí de los medios sociales, escribir corto o largo según la ocasión, leernos con atención, releernos las veces que sean necesarias y, en fin, elaborar un discurso que no descanse en la inmediatez. Algo que siempre vale la pena.

Me convenciste, Lalaurette. ¿Dónde firmo? 

Acá mismo:

 

[revue_subscribe]

 

Pero esto está en inglés.

Ya sé. El boletín es en español, pero los mensajes administrativos que te manda la aplicación que uso (Revue) van a estar en inglés. No se puede cambiar eso. Mejor dicho, sí se puede cambiar, pagando. JAJAJAJAJJAAAAAAAAA, not gonna happen.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: